Advierten alto riesgo de cáncer en áreas cerca a plantas petroleras y de gas

Advierten alto riesgo de cáncer en áreas cerca a plantas petroleras y de gas

Denver.- Las personas que viven a menos de 150 metros de plantas petroleras o de procesamiento de gas natural tienen ocho veces más posibilidades de padecer cáncer y sufrir otros problemas de salud, según un reporte de la Universidad de Colorado (CU).

La investigación, dirigida por Lisa McKenzie, refleja que las personas que viven cerca a plantas de petróleo o de gas están expuestos a contaminantes, entre ellos cancerígenos como benceno, por encima de lo que determina como aceptable la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de Estados Unidos.

“El riesgo estimado de cáncer es de 8,3 por cada 10.000 personas viviendo a menos de 152 metros (500 pies) de instalaciones de petróleo y gas, excediendo el límite máximo de 1 de cada 10.000 personas establecido por EPA”, señala el estudio.

Esta diferencia, en concreto, refleja que a lo largo de su vida, “aquellos que viven a menos de 500 pies de un pozo están ocho veces más alto que el umbral de riesgo del nivel superior de la EPA”.

En Colorado, las leyes estatales fijan una distancia de 500 metros entre viviendas y un pozo petrolero o una instalación de gas, pero para McKenzie quizás no sea suficiente para “proteger a las personas de la exposición a contaminantes peligrosos del aire que podrían afectar su salud“.

Para su investigación, los expertos usaron muestras de aire a cuatro diferentes distancias de operaciones de gas natural y petróleo, en numerosos sitios de tres condados de Colorado, para determinar la cantidad de contaminantes en el aire según la cercanía.

El reporte, publicado en el número más reciente de la revista especializada Environmental Science and Technology, fue realizado de manera conjunta por investigadores del Centro Médico Anschutz y de la Escuela de Salud Pública de CU Denver, y fue .

Los investigadores analizaron la salud tanto de bebés en gestación como de adultos y tuvieron en cuenta no solamente la posibilidad de cáncer sino también otras enfermedades, sea casos agudos (problemas neurológicos, hematológicos o de desarrollo) o crónicos (es decir, enfermedades que puedan durar por décadas).

En todos los casos se detectaron efectos negativos a la salud

Por su parte, Larry Wolk, director ejecutivo del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de Colorado, afirmó que el laboratorio móvil de esa agencia de salud “no ha encontrado ningún riesgo elevado ni a corto ni a largo plazo relacionado con las sustancias evaluadas en el estudio de McKenzie”.

Según Wolk, los datos usados por McKenzie no fueron “suficientemente amplios” para realizar una evaluación detallada de los riesgos de salud de quienes viven cerca de operaciones de gas natural y petróleo.

Como respuesta, McKenzie enfatizó que su estudio es “científicamente sólido y verificado”. EFEUSA

of-USA

Facebook Comments