Colorado y Oregón piden fondos para seguro médico niños sin recursos

Colorado y Oregón piden fondos para seguro médico niños sin recursos

Denver (CO), 6 dic. Los gobernadores de Colorado y Oregón pidieron hoy de manera conjunta al Congreso federal que restaure los fondos para el Programa de Seguro Médico para Niños (CHIP, en inglés) ante la posibilidad de que cientos de miles de familias sin recursos se vean afectadas.

“Oregón va a ser uno de los primeros estados en perder los fondos para CHIP y eso causará que unas 80.000 personas, incluyendo niños y mujeres embarazadas, pierdan la cobertura que necesitan”, declaró en rueda de prensa telefónica la gobernadora demócrata Kate Brown.

Según la mandataria, sin CHIP, innumerables familias de todo el país se verán “aplastadas financieramente” al tener que afrontar el costo de los procedimientos médicos para sus hijos.

Por su parte, el gobernador de Colorado, John Hickenlooper, también demócrata, lamentó que el Congreso “no haya establecido como prioridad el proveer fondos para la salud de los niños”.

“¿Cómo llegamos a esta situación? Tengo mucho respeto por el Congreso. Son buenas personas y trabajan con esmero, pero no todo debe ser una negociación política”, expresó Hickenlooper.

En la actualidad, según estadísticas oficiales, unos 9 millones de niños de EEUU y unas 370.000 mujeres embarazadas reciben cobertura médica por medio de CHIP, que provee esa cobertura a niños y mujeres de bajos recursos que no califican para otros programas, como Medicaid.

CHIP fue creado hace dos décadas y debería haber sido renovado por el Congreso por otros cinco años en septiembre pasado, pero eso no sucedió debido a desacuerdos sobre la autorización de 75.000 millones de dólares para ese programa.

Sin fondos federales, los estados deben acudir a sus propios fondos para seguir proveyendo los beneficios de CHIP a sus residentes. Colorado, dijo Hickenlooper, podrá hacerlo hasta fines de enero de 2018. Oregón, dijo Brown, lo hará hasta fines de abril.

Según un reciente reporte del Centro de Niños y Familias de la Universidad Georgetown, los estados de Arizona, California, Minesota y Ohio, así como el Distrito de Columbia, podrían dejar de ofrecer cobertura médica infantil antes de fines de este año. Y Texas y California contarían con fondos para extender el programa por varios meses.

“Nosotros nos enfocamos en el pueblo, no en los privilegiados. Yo no estoy dispuesta a regresar al pasado. Seguiremos pagando por CHIP con los fondos que disponemos”, declaró Brown.

Hickenlooper, a su vez, se enfocó en otro aspecto, más emocional, de la “inacción del Congreso”.

“La ansiedad y el temor tienen consecuencias reales en la vida de las personas. No esperen hasta finales de enero para dar una respuesta”, urgió a los congresistas. EFEUSA

of-USA

Facebook Comments