México ha logrado menos muertes por Sida, pero falla en diagnóstico

México ha logrado menos muertes por Sida, pero falla en diagnóstico

México, 1 dic.- Aunque el Sida ha dejado menos muertes en los últimos años en México, el 37 % de los nuevos diagnósticos se da en etapas avanzadas lo que dificulta un combate eficiente, dijo hoy la especialista Patricia Uribe.

“Estimamos que en el país unas 220.000 personas viven con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), sin embargo, unas 76.000 están infectadas y aún no lo saben”, advirtió Uribe, directora general del Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y el Sida (Censida).

Si bien en 2006 el diagnóstico tardío era del 48 %, éste sigue siendo un reto a vencer en el país, lo mismo que la prevención, destacó la especialista, en la víspera del Día Mundial de la lucha contra el SIDA que se celebrará este 1 de diciembre.

Cada día, 33 personas se infectan con VIH/sida en México y la mayoría son jóvenes entre 15 y 24 años de edad, aunque se ha visto un aumento en la incidencia en adultos mayores de 50 años en los últimos cinco años.

“Muchas veces se confunde con problemas de envejecimiento. A esa edad las personas están viudas o divorciadas y siguen con la actividad sexual y no piensan en enfermedades de transmisión sexual”, aseguró.

De acuerdo con la directora de Censida del total de casos de VIH en el país, 16 % son de personas que están en el rango de edad mayor de 50 años.

Uribe destacó que del 2008 a la fecha hay una tendencia descendiente en la tasa de mortalidad, “mientras que en el 2012, 3,1 % de las personas con Sida morían, en 2016 esto se redujo a 1,4 por ciento”, aseguró.

La especialista indicó que la prevalencia de la epidemia en la población femenina se estabilizó en 20 % del total de casos y la mortalidad ha bajado 22 % en los últimos cinco años, aunque todavía es limitada la cobertura de la prueba de detección de VIH entre las embarazadas.

Uribe destacó que en los últimos 12 años gracias a las campañas de prevención como uso de condón y diagnóstico oportuno se han evitado 45.000 nuevas infecciones, 65.000 muertes y 2.000 casos de infección en bebés de forma prenatal.

Finalmente, pidió a la población quitarle el estigma a la prueba del VIH y evitar criminalizar el virus.

“Es importante porque si se detecta en primer año se disminuye en 50 % el riesgo de infección a otras personas y es muy difícil que una persona en tratamiento trasmita a otra esta enfermedad”, concluyó. EFEUSA

of-USA

Facebook Comments