Multimillonario chino hallado culpable sobornar embajadores de la ONU

Multimillonario chino hallado culpable sobornar embajadores de la ONU
Ng Lap Seng

Nueva York, 28 jul.- Un jurado de Nueva York halló culpable al millonario constructor chino Ng Lap Seng de los seis cargos de que se le acusó, entre ellos de pagar cientos de miles de dólares en soborno a dos embajadores de la ONU para promover la construcción de un centro de conferencias en su país.

El juicio contra Seng concluyó el pasado martes, durante el cual la fiscalía federal para el distrito sur de Nueva York presentó evidencia del soborno que entre 2010 y 2015 pagó al que fuera presidente de la Asamblea General, John Ashe, y al entonces embajador de la República Dominicana, Francis Lorenzo.

El empresario chino, al que también se había acusado de corrupción y blanqueo de dinero, pagó al menos 500.000 dólares en sobornos a Ashe, de Antigua y Barbuda, que fue detenido en octubre de 2015.

Ashe fue acusado por su parte de haberse embolsado más de un millón de dólares durante su tiempo al frente de la Asamblea a cambio de interferir a favor de empresarios chinos.

El diplomático murió en junio del año pasado en un accidente mientras levantaba pesas en un banco de ejercicios, cuando aún estaba en libertad bajo fianza a la espera de que se completase el proceso judicial en su contra.

De acuerdo con la fiscalía, Seng, de 69 años y que se había declarado inocente, alegaba que construiría en Macao un centro de conferencias tan grande como el edificio de Naciones Unidas en Nueva York, que sería la “Ginebra de Asia”, con un hotel, una marina, un heliopuerto, un complejo de apartamentos y un centro comercial.

Según la fiscal del caso, Janis Echenberg, este complejo sólo haría más rica y poderosa a la familia del multimillonario Seng.

Seng ha estado bajo arresto domiciliario tras pagar una fianza de 50 millones de dólares, en un lujoso apartamento en Manhattan.

El exembajador de la República Dominicana, por su parte, está en libertad en espera de ser sentenciado, y se declaró culpable junto con otros acusados tras un acuerdo con la fiscalía para cooperar con la investigación.

“En su desenfrenada búsqueda de mayor riqueza personal, Seng corrompió los altos niveles de Naciones Unidas”, dijo el fiscal federal interino, Joon H. Kim.

Agregó que el multimillonario empresario de bienes inmuebles convirtió a líderes de la liga de naciones en su banda privada de especuladores y advirtió que los corruptos, vengan de donde vengan, tendrán su día en la corte.EFEUSA

of-USA

Facebook Comments