N.YORK: Schneiderman mantiene silencio en último día como fiscal

N.YORK: Schneiderman mantiene silencio en último día como fiscal

Nueva York, 8 may.- Eric Schneiderman, el poderoso fiscal general de Nueva York, no se presentó hoy a su oficina y ha mantenido silencio en su último día en el cargo, al que renunció luego de que cuatro mujeres le acusaran de abusos físicos.

Los neoyorquinos aún intentan digerir lo ocurrido en las últimas horas con un fiscal progresista al que solían verlo liderando esfuerzos en apoyo de inmigrantes, en contra de abusos a trabajadores, de las políticas del presidente Donald Trump o en defensa de la mujer.

En medio de este escándalo que protagoniza uno de los hombres de confianza del gobernador Andrew Cuomo, los demócratas, que controlan la Asamblea legislativa estatal, se reunieron hoy durante dos horas a puerta cerrada para discutir lo ocurrido con Schneiderman, quien buscaba la reelección a un tercer término en las elecciones de noviembre, y cuya carrera se ha ido en picada.

En declaraciones a medios locales, el presidente de la Asamblea, Carl Heastie, indicó que discutieron la autoridad de este cuerpo legislativo para llenar la vacante surgida con la renuncia del fiscal y las opciones que tienen para seguir adelante.

Y aunque no discutieron sobre candidatos, tanto Heastie como otros miembros de la Asamblea consideran que se debería nombrar por primera vez a una mujer al cargo u alguien de una minoría racial.

Mientras tanto, medios locales han comenzado a publicar nombres de posibles candidatos, entre ellos el del exfiscal federal de Manhattan Preet Bharara, cesado por Trump, o el de la defensora del pueblo de la ciudad, Letitia James.

Schneiderman, de 63 años, que ocasionalmente se ponía al frente de un grupo de fiscales estatales que luchaba contra medidas de la Administración de Donald Trump, debe ser reemplazado por alguien elegido en conjunto de los miembros de la Asamblea, dominada por demócratas, y por el Senado, controlado por republicanos.

Pero, por el número de escaños que tiene la Asamblea (150 y 63 el Senado), el peso recae en el bando demócrata.

Cuomo abrió hoy la posibilidad de que esa designación quede aplazada mientras se define el proceso político para reemplazar a Schneiderman, que se presentaba como claro favorito a ser reelegido y que no enfrentaba rival dentro de las huestes demócratas para las primarias de septiembre.

También indicó que podría esperar por el proceso dentro del Partido Demócrata para buscar un relevo.

Schneiderman, que ha negado las acusaciones y de quien se dice tenía aspiraciones a la gobernación, renunció al cargo efectivo hoy, poco después de que Cuomo le pidiera que dejara el puesto, al que fue elegido por primera vez en 2010 y reelecto en el 2014.

La petición de renuncia de parte de Cuomo surgió luego de que la revista The New Yorker publicara que cuatro mujeres, que alegan haber sostenido una relación sentimental con el fiscal, le acusaran de haberlas agredido.

Schneiderman, que previo a ser fiscal fue senador estatal durante diez años, y que comenzó su carrera en la política como líder de distrito del Partido Demócrata, ha sido sustituido interinamente por Barbara Underwood, que desde el 2007 ha ocupado el cargo de procuradora general de la fiscalía.

Los neoyorquinos han vivido en los últimos años escándalos con las acusaciones de varios políticos, demócratas y republicanos, por casos de corrupción, entre ellos los presidentes de la Asamblea, Sheldon Silver, y del Senado, Dean Skelos.

Ya en 2011 renunció el congresista Anthony Weiner, condenado a 21 meses de cárcel el año pasado por enviar material obsceno a una menor. En 2008 otro escándalo sexual, con prostitutas, llevó a dimitir al entonces gobernador, Eliot Spitzer.

Tras conocerse las denuncias contra Schneiderman, Donald Trump, hijo menor del presidente Trump, publicó mensajes celebrando la caída del exfiscal en su cuenta de Twitter y recordó el que su padre publicó en 2013 sobre el político.

“Weiner se fue. Spitzer se fue, el próximo será el peso pluma, el fiscal general Eric Schneiderman. ¿Es deshonesto? Esperen y verán, peor que Spitzer y Weiner”, señalaba el mensaje publicado por Trump en ese entonces. EFEUSA

of-USA

Facebook Comments