N. JERSEY: Gobernador ordena detener pagos a ferroviaria

N. JERSEY: Gobernador ordena detener pagos a ferroviaria
Chris Christie

NUEVA JERSEY (EFE).- El gobernador Chris Christie ordenó detener el millonario pago mensual que hace ese estado a la red ferroviaria Amtrak, tras dos descarrilamientos que causaron serios problemas a los miles de usuarios del servicio.

En una carta enviada por Christie al consejero delegado de Amtrak, Charles Moorman, le advierte que no se les pagará hasta que se realice una investigación “independiente meticulosa” de las vías, señales, interruptores y todo el equipo al que la compañía da mantenimiento.

Nueva Jersey paga a la red de trenes entre 2,5 y 5 millones de dólares mensuales para cubrir parte de los gastos del servicio que la compañía ofrece por el corredor norte del estado.

El pasado 25 de marzo ocurrió el primer descarrilamiento cuando el tren salía de Penn Station con destino a Washington y chocó por un costado a otro tren. El incidente dejó dos personas con heridas menores.

Pocos días después, el 4 de marzo, otro tren se descarriló al llegar a la estación de Penn Station en Nueva York causando heridas menores a tres personas, retrasos en el servicio a miles de usuarios, que no estará completamente restablecido hasta mañana,d e acuerdo con la New Jersey Transit.

Incluso, el gobernador pidió al fiscal general del estado que evalúe posible acción legal para recuperar dinero que ha pagado Nueva Jersey a la Amtrak, lo que incluye 62 millones de dólares que se le entregaron la pasada semana por inversión de capital en el corredor norte donde brinda servicios, señala el diario The Wall Street Journal.

En su carta, Christie señaló a Moorman que los dos descarrilamientos indican que la Amtrak “no toma sus obligaciones seriamente” ni invierte dinero de las grandes cantidades que recibe para el mantenimiento adecuado de sus activos.

Por su parte Moorman se disculpó hoy por los dos incidentes, de los que dijo fueron causados por problemas en las vías en la estación de Penn Station.

Específicamente el del lunes por el debilitamiento de la madera que conecta las vías, lo que preocupaba a oficiales de Amtrak sabían pero no creían que causaría un inminente descarrilamiento, agrega el Wall Street Journal.

Facebook Comments