NUEVA YORK: Autoridades indagan en acusaciones de violencia contra Schneiderman

NUEVA YORK: Autoridades indagan en acusaciones de violencia contra Schneiderman
Eric Schneiderman

NUEVA YORK.- La procuraduría de Manhattan inició una investigación de las acusaciones de violencia física presentadas por cuatro mujeres contra el secretario de Justicia de Nueva York, Eric Schneiderman, quien se presentaba como defensor de las mujeres y un antagonista liberal del presidente Donald Trump.

Schneiderman renunció el lunes por la noche, horas después que la revista New Yorker publicó los relatos de abusos de las cuatro mujeres. Fue una caída brusca y pasmosa para un demócrata que había jurado emplear su puesto contra los que cometían abusos de poder.

Las mujeres dijeron haber sido abofeteadas y estranguladas por Schneiderman, así como haber sufrido abuso verbal y amenazas. Algunas dijeron que bebía mucho.

Los abusos se producían durante lo que se suponía eran citas románticas, pero las mujeres dijeron que la violencia no era consensual.

El vocero de la procuraduría de Manhattan, Danny Frost, dijo en un comunicado que los fiscales investigarían las denuncias.

Se trata de un giro insólito: se había encomendado a la secretaría a cargo de Schneiderman la tarea de indagar el manejo de una investigación de ataques sexuales que implicaba al productor de cine Harvey Weinstein que finalizó sin que se presentaran cargos.

Schneiderman, de 63 años, emitió un comunicado al New Yorker y luego otros medios en los que dio a entender que las mujeres deseaban esa conducta de su parte o bien no era como la describían ellas.

“En la privacidad de las relaciones íntimas, he participado en juegos de rol y otras actividades sexuales consensuadas. No he atacado a nadie. No he tenido relaciones sexuales no consensuales, una línea que yo jamás cruzaría”, dijo.

Pero cuando sus correligionarios demócratas, como el gobernador neoyorquino Andrew Cuomo y la senadora Kirsten Gillibrand, exigieron su renuncia, capituló inmediatamente.

“En las últimas horas se han presentado denuncias graves en mi contra que rechazo enérgicamente”, dijo en un comunicado el lunes por la noche. “Si bien estas denuncias no tienen relación con mi conducta profesional ni el funcionamiento de la oficina, me impedirán dirigir el trabajo de la oficina en esta época crítica”. Dijo que su renuncia será efectiva al final de la jornada laboral del martes.

Será reemplazado interinamente por la procuradora general Barbara Underwood.

Dos mujeres que dieron permiso para ser citadas oficialmente por el New Yorker, Michelle Manning Barish y Tanya Selvaratnam, dijeron que el abuso físico escaló con el tiempo.

Luego de que se publicó la historia, Manning Barish dijo en Twitter: “Después del mes más difícil de mi vida hablé. Por mi hija y por todas las mujeres. No podía permanecer callada y alentar a otras mujeres a que fueran valientes en mi lugar. No podía…”.

Otras dos mujeres presentaron denuncias similares, pero dijeron que no querían ser identificadas.

Facebook Comments