NUEVA YORK: Gobernador pide “proceso abierto” para elegir a nuevo fiscal

NUEVA YORK: Gobernador pide “proceso abierto” para elegir a nuevo fiscal
Andrew Cuomo

NUEVA YORK (EFE).- El gobernador Andrew Cuomo se mostró a favor de un “proceso abierto y prudente” para reemplazar como fiscal general a Eric Schneiderman, que renunció al puesto tras ser acusado de agresiones físicas a varias mujeres.

Schneiderman confirmó el lunes por la noche su intención de abandonar hoy sus funciones tras las denuncias publicadas por la revista The New Yorker con presuntas agresiones sufridas por cuatro mujeres con las que tuvo relaciones sentimentales.

El puesto ha sido asumido interinamente por Barbara Underwood, que actualmente cumple funciones de abogado general de la fiscalía.

De acuerdo con la Constitución del estado de Nueva York, tienen que ser la Asamblea Legislativa y el Senado del estado las instituciones encargadas de designar conjuntamente un reemplazo hasta las elecciones de noviembre próximo.

En declaraciones a los periodistas, Cuomo abrió la posibilidad de que esa designación quede aplazada mientras se define el proceso político para reemplazar a Schneiderman, que se presentaba como claro favorito a ser reelegido como fiscal general en noviembre.

El gobernador aclaró que no se establecen plazos para que el poder legislativo del estado designe un reemplazo de Schneiderman, e indicó que podría esperar al proceso político que se abre dentro del Partido Demócrata para buscar un relevo a Schneiderman.

La suma de los miembros de la Asamblea Legislativa y del Senado del estado es de mayoría demócrata.

Respecto a Underwood, que fue nombrada para ese puesto en 2007, cuando Cuomo era fiscal general del estado, el gobernador recordó su perfil profesional, “que no se mezcla en el juego político” y que, a corto plazo, es “totalmente competente” para cumplir sus funciones.

Pero también señaló que son los neoyorquinos los que al final tienen que decidir a quién colocan en el cargo en los comicios estatales de noviembre próximo, como parte de un “proceso abierto y prudente”, insistió.

Tras conocerse las denuncias contra Schneiderman, Cuomo anticipó que daría instrucciones para investigar los hechos penales contra él, y hoy aclaró que primero es preciso establecer a qué distrito corresponderían las pesquisas.

“Hay varios condados (involucrados en los hechos). Puede ser un fiscal de distrito o varios”, dijo Cuomo.

Por lo menos dos de las mujeres que denunciaron haber sido agredidas públicamente aceptaron facilitar su identidad, mientras que otras dos lo hicieron de forma anónima. Las agresiones físicas incluían intentos de ahogarlas y golpes en el rostro.

Schneiderman ha negado las acusaciones, pero decidió renunciar al considerar que las denuncias le impedirían realizar sus funciones.

Acerca de estas acusaciones, Cuomo dijo que los testimonios recogidos por The New Yorker son “gráficos y definitivos”. “Es un conjunto de hecho poderosamente condenatorios”, insistió Cuomo, que también busca su reelección en los comicios de noviembre.

Schneiderman, de 63 años, del Partido Demócrata, muy crítico del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, era uno de los fiscales generales estatales más poderosos y había ocupado un lugar preferente en el movimiento contra los abusos sexuales surgido el año pasado.

Las acusaciones contra Schneiderman aparecieron en un artículo publicado en la edición digital de la revista The New Yorker, uno de los medios que destapó el año pasado el escándalo de abusos sexuales que afectó al productor de Hollywood Harvey Weinstein.

Facebook Comments