Nuevo “viernes negro” en EEUU, pero cada año perdiendo perfil original

Nuevo “viernes negro” en EEUU, pero cada año perdiendo perfil original

Nueva York, 24 nov.- Estados Unidos llegó una vez más a la fiebre de consumo del “viernes negro”, una costumbre que se extiende por varias décadas pero que, según pasa el tiempo y cambian las costumbres, va perdiendo entusiasmo y el perfil original.

Los grandes centros comerciales amanecieron hoy con las tradicionales colas de gente esperando la apertura de las tiendas para aprovechar las rebajas, aunque algunas, como la cadena Macy’s, decidieron adelantarse a la tarde del jueves.

No se espera que las cifras sobre el volumen de ventas se conozcan antes de la semana que viene, porque las cadenas comerciales suelen arrastrar los resultados del fin de semana y del “ciberlunes”, pero se cree que los datos serán mejores que en 2016.

Según cálculos de la Federación Nacional de Comercio Minorista, en la época más intensa para las compras de todo el año, en noviembre y diciembre, habrá un incremento del 4 % respecto a las ventas del año pasado, hasta 682.000 millones de dólares.

Sólo este jueves, cuando ya comenzaron las ofertas, las ventas por internet crecieron un 18 %, hasta 2.870 millones de dólares, y hasta primera hora de hoy las de este “viernes negro” habían subido un 18 %, hasta 640 millones de dólares.

El “viernes negro”, o “black friday”, comenzó con ese nombre a mediados de los años setenta en Estados Unidos, una costumbre que se ha exportado a otros países, en muchos casos también con el nombre en inglés.

Pero el cambio de costumbres que está habiendo entre los consumidores estadounidenses, que cada día apuestan más por las ventas por internet, y las nuevas estrategias comerciales de las grandes cadenas están restándole importancia a la fecha.

Estas estrategias incluyen la dispersión de las promociones comerciales entre las fechas previas y posteriores al “viernes negro”, una fiesta de consumo que además cada día se confunde más con el “ciberlunes” que habrá la semana que viene.

“Hemos estado accediendo a ofertas con el nombre de ‘viernes negro’ desde hace dos semanas”, afirmó a la cadena financiera CNBC el analista Brian Nagel, de la firma Oppenheimer.

Pero el cambio más radical se da por el hecho de que las grandes cadenas comerciales están apostando cada día más por las ventas por internet, intentando robándole el terreno al gigante Amazon, y esta firma, a su vez, hace que la gente vaya menos a las tiendas físicas.

Y ello apunta al “ciberlunes”, una costumbre que surgió en Estados Unidos cuando, después del festivos el Día de Acción de Gracias y el fin de semana posterior, los estadounidenses regresaban a la oficina y se volcaban a hacer compras por internet.

Pero hoy en día, con el acceso tan extendido a internet y los dispositivos móviles, “estamos conectados continuamente, compramos en cualquier momento”, sostiene la analista de la firma Pro4ma Liz Dunn.

De hecho, aunque la tradición sigue siendo agolparse ante las tiendas físicas para aprovechar las rebajas de este día, Amazon se sumó este año también al “viernes negro”, con sus propias ofertas, especialmente los productos tecnológicos que fabrica esa marca.

A la larga, de acuerdo con Dunn, el “viernes negro” se está convirtiendo en una costumbre que se está centrando en los más jóvenes, pero no tanto para abalanzarse sobre las ofertas, sino como un acto social de diversión en los centros comerciales.

La fecha es aprovechada para todo tipo de ofertas, que no necesariamente están ligadas a la compra de un producto.

El estado de Nueva York, por ejemplo, lanzó hoy una promoción para permitir el ingreso gratis a sus parques naturales, y olvidar un poco la fiebre consumista. Entre las ventajas se incluye el estacionamiento gratis en las cataratas de Niágara.

“En el ‘viernes negro’ de este año hago un llamamiento a los neoyorquinos para que salgan y tomen ventaja de nuestros parques naturales”, afirmó el gobernador del estado, Andrew Cuomo.

El “viernes negro”, aunque al final no aporte tantos beneficios como se calcula, de momento sí ha sido provechoso en el parqué neoyorquino.

Hoy, Macy’s terminó la sesión de Wall Street con un avance del 2,13 %. Pero también se vio beneficiado el gigante de comercio electrónico Amazon, que subió este viernes un 2,58 %.

Y si se trata de beneficios por esta fecha, el fundador de Amazon, Jeff Bezos, sí puede estar contento, ya que gracias a este avance de Amazon se ha colocado provisionalmente como la persona más rica del mundo, con una fortuna de unos 100.000 millones de dólares. EFEUSA

of-USA

Facebook Comments